jueves, 11 de junio de 2009

TIPOS DE FLUJO DE FONDOS

Existen dos tipos de flujos de fondos: el flujo del proyecto sin financiamiento (también llamado el flujo del proyecto "puro") y el flujo con financiamiento (también conocido como flujo del proyecto financiado o flujo del inversionista).

En el flujo del proyecto sin financiamiento, se asume que la inversión que requiere el proyecto proviene de fuentes de financiamiento internas (propias), es decir, que los recursos totales que necesita el proyecto provienen de la entidad ejecutora o del inversionista.

En el flujo con financiamiento, se supone que los recursos que utiliza el proyecto son, en parte propios y en parte de terceras personas (naturales y/o jurídicas), es decir, que el proyecto utiliza recursos externos para su financiamiento.

EL FLUJO DEL PROYECTO PURO

En dicho flujo se registran los ingresos gravables que incluyen ingresos por ventas, prestación de servicios e inversiones de excedentes temporales de efectivo. De este ingreso, se restan los costos deducibles, que son los de operación, mantenimiento, administración, mercadeo, ventas, impuestos indirectos, y depreciación. Al culminar este proceso se obtiene el ingreso neto gravable, que sirve de base para el cálculo de los impuestos atribuibles a la realización del proyecto.

El resultado de restar de la ganancia neta gravable los impuestos directos, sumarle la ganancia extraordinaria por la venta de activos, quitarle los impuestos sobre ganancia extraordinaria y los costos no deducibles y agregarle los ingresos no gravables (venta de activos por su valor en libros y subsidios, principalmente) podría denominarse la "ganancia neta".

A esta ganancia neta, hay que sumarle la depreciación, pues no representa un desembolso efectivo del proyecto y restarle los costos de inversión (activos fijos y nominales, gastos pre – operativos y capital de trabajo). Además hay que ajustar por otros costos no deducibles o ingresos no gravables. Esto constituye el resultado final buscado: el flujo de fondos del proyecto (sin financiamiento).

EL FLUJO DEL PROYECTO FINANCIADO

Este flujo se diferencia del anterior en la medida en que se consideran las fuentes del financiamiento del proyecto. Por tanto, se registran los ingresos por el recibo del capital de los préstamos y créditos (ingreso no gravable, por ser una cuenta de Balance General). Igualmente, se incluyen los costos de servicio de la deuda en el flujo: los intereses y comisiones son costos de operación deducibles y las amortizaciones son desembolsos no deducibles.

ESQUEMA BÁSICO DE UN FLUJO DE FONDOS
FLUJOS DE FONDOS Y LA TOMA DE DECISIONES DE INVERSIÓN

Como se ha descrito, los flujos de fondos se utilizan en la evaluación financiera de proyectos para sintetizar los datos generados en los estudios que forman parte de la formulación y preparación de un proyecto.

Sin embargo, no se debe olvidar que todo este procedimiento se sigue con el fin de poder resumir esa información en un criterio de selección.

Desde este punto de vista, la información que se registra en el flujo debe ser estudiada, con el fin de que refleje los impactos positivos y negativos que son realmente atribuibles al proyecto y en los que no se hubiese incurrido si el proyecto no se hubiera llevado a cabo. Es por ello que la decisión de hacer o no un proyecto se toma únicamente con relación al llamado "Flujo de Fondos incremental".

Dicho flujo se conforma solamente de los ingresos y los costos atribuibles al proyecto, que son en los que no se hubiese incurrido si el proyecto no hubiese ejecutado.
BIBLIOGRAFÍA

1. Nassir Sapag Chain; Reinaldo Sapag Chain; "Preparación y Evaluación de Proyectos"; Cuarta Edición
2. Ernesto R. Fontaine; "Evaluación Social de Proyectos"; 12ª Edición
3. Karen Marie Mokate; "Evaluación Financiera de Proyectos de Inversión"; Primera Edición.